Premio ABC 2014

Ceremonia de premiación

 

¡Conoce a los ganadores!

Mexicanos Primero tiene el orgullo de presentar a los ganadores del Premio ABC de este año:

  • Álvaro García

    Gabino Álvaro García Ortiz

    Director de Secundaria
    Secundaria Técnica No. 34
    Guanajuato, Guanajuato
    “La comunidad educativa puede realizar grandes proyectos”

    El maestro Álvaro es un director del que maestros y alumnos aprenden; da voz a la comunidad escolar y es sensible a sus necesidades. Esto no es tarea fácil con una población escolar de 734 alumnos y 50 profesores.

    El maestro Álvaro siempre encuentra tiempo para escuchar y asesorar a los maestros e interactuar con los alumnos, sin descuidar las grandes cargas administrativas y de gestión que su tarea directiva demanda.

    Con la comunidad escolar establece metas de acuerdo a las necesidades académicas y de infraestructura; las decisiones son tomadas en conjunto y, cuando es necesario, se realizan los ajustes necesarios para alcanzar dichas metas.

    El proyecto “Soy lo que leo” fue propuesto por la Sociedad de Alumnos, que impulsó, para fomentar el gusto por la lectura y escritura; la gestión del maestro Álvaro consistió en conseguir recursos para 400 libros y crear una comunidad para compartir puntos de vista literarios.

    Diseñó y logró la construcción de la Planta tratadora de Aguas residuales que resolvió un problema de sanidad en la comunidad. El proyecto se convirtió en un verdadero ejercicio de participación ciudadana pues la comunidad escolar estuvo involucrada desde la demanda, la planeación y la evaluación.

    El apoyo pedagógico que el maestro Álvaro brinda a los maestros, así como la eficaz gestión en proyectos que responden a las necesidades de alumnos y comunidad escolar son rasgos fundamentales de su liderazgo enfocado al derecho a la educación.

  • Ramona Ramírez

    Ramona Ramírez MacGrew

    Directora de Primaria
    Primaria “María Mendoza Gómez”
    San Luis Río Colorado, Sonora.
    “Trato de ser el director que siempre quise tener.”

    Actualmente es directora de una escuela con 425 alumnos y 13 profesores a quienes considera una gran familia que hay que apoyar, valorar e impulsar a que cada vez sea mejor.

    Los resultados académicos de la escuela son altos y cuenta con reconocimiento a nivel municipal, estatal y nacional. La maestra Ramoncita, como la llaman de cariño, trabaja con papás, maestros y alumnos, para lograr que la escuela sea un espacio de inclusión, respeto e igualdad.

    Con apoyo de los maestros, la maestra Ramoncita abrió las puertas de la escuela a 23 niños del DIF, quienes a pesar de venir de contextos problemáticos y vivir en una casa hogar se han integrado exitosamente con sus compañeros en un ambiente de calidad y calidez.

    Fomenta una cultura de participación, corresponsabilidad y colaboración, promueve proyectos que despiertan en los alumnos el gusto por ir a la escuela y por aprender:

    1. El deporte: su escuela ha logrado por 4ª vez consecutiva ser finalista en campeonatos deportivos a nivel nacional).
    2. La convivencia: la escuela cuenta con la “pandilla de vigilancia” grupo de alumnos que identifica riñas entre compañeros, la pandilla se acerca a platicar con ellos para solucionar el problema y si no se puede los canalizan con un maestro o director.
    3. La cultura: se llevan a cabo las semanas culturales donde alumnos se inscriben a talleres de pintura, escultura y poesía).

    La maestra Ramoncita es ejemplo de liderazgo, entrega y tenacidad en la toma de decisiones para mejorar la calidad de la educación en su escuela. 

  • José Luis Campa

    José Luis Campa García

    Maestro de primaria
    Primaria “Ignacio Zaragoza”
    Jerez, Zacatecas

    “Para dar lo mejor de ti a tus alumnos…hay que prepararse”

    El maestro José Luis empezó siendo conserje de la escuela primaria donde actualmente labora. A partir de ahí supo que su vocación era “ser maestro” por lo que estudió y se preparó para obtener su título profesional.

    El primer reto al que se enfrentó el maestro José Luis, ya siendo profesor, fue que a pesar de tener una formación docente explícita, se sentía poco preparado para enfrentar las necesidades educativas de los alumnos en las escuelas rurales.

    Fueron muchas situaciones difíciles a las que se tuvo que enfrentar pero las resolvió a través del estudio y la capacitación constante; actualmente tiene una Maestría en Intervención Educativa.

    La escuela está en un contexto difícil y de alta marginación; está ubicada en una zona de riesgo e inseguridad en el estado de Zacatecas. Pero esto no detiene al maestro José Luis para dar sus clases día a día y abrir oportunidades a sus alumnos. A través del proyecto “Sueño de pequeños escritores” da voz a sus alumnos y herramientas para ser críticos, argumentar y expresar sus ideas a través de cuentos, poemas, textos en periódicos locales y programas de radio. La aspiración del maestro José Luis es que sus alumnos adquieran el gusto por aprender a lo largo de la vida y contribuyan a que en su comunidad se viva el respeto, la inclusión y la colaboración.

    El profesor José Luis es ejemplo para sus alumnos de superación constante, compromiso, colaboración y amor por seguir aprendiendo.

  • Fredy de Jesús Góngora

    Fredy de Jesús Góngora Cabrera

    Maestro de 6º de primaria
    Primaria “Nachi Cocom”
    Akil, Yucatán
    “Cuando el docente pierde la libertad de atreverse, lo pierde todo.”

    El maestro Fredy es profesor de 6º de primaria en una escuela ubicada en una de las comunidades más pobres de Akil, Yucatán. La mayoría de sus alumnos vienen de familias campesinas.

    Para los padres de familia, la escuela es el lugar donde los hijos deben aprender conocimientos básicos como: leer, escribir y “sacar bien sus cuentas”. Sin embargo, el reto constante del maestro Fredy es dar ejemplo a la comunidad de que ir a la escuela y seguir aprendiendo es fundamental para que a las niñas y niños les vaya mejor en la vida.

    No sólo propone…también actúa; a través del proyecto “Los Alquimistas” da libertad a sus alumnos de arriesgarse, experimentar y convivir con el propósito de hacer ciencia y compartir con otros lo que aprendieron.

    Sus clases no son tradicionales: los alumnos no están sentados todo el día y tienen libertad de compartir ideas en todo momento, ser creativos y proponer. El maestro Fredy rompe el molde de que la educación no es lo que puedan saber los alumnos, sino lo que puedan hacer.

    Sin embargo, esta práctica no se dio de forma fácil ni de inmediato: el maestro Fredy, durante su primer año en servicio, se orientó a lo establecido por el sistema: enseñar conocimientos para que sus alumnos pasaran de un grado a otro, en lugar de desarrollar sus habilidades e inculcar la importancia de seguir aprendiendo.

    El maestro Freddy comparte que tiempo después, se encontró con un alumna de su primera generación y que, al preguntarle a ella si continuó con sus estudios, le respondió que no; por lo que el maestro Fredy se prometió jamás cometer el mismo error y comenzar a arriesgarse y siempre renovarse para despertar en sus alumnos el interés y gusto por aprender.

    Hoy en día el maestro Freddy inspira y contagia a la comunidad escolar a ser agentes de cambio, a arriesgarse y hacer cosas diferentes a favor de los alumnos.

  • samuel vega

    Samuel Vega Espinosa

    Maestro de secundaria
    Secundaria Técnica No. 76
    Durango, Durango
    “En las escuelas rurales y marginadas también se tienen excelentes alumnos”

    Ingeniero Agrícola de profesión pero maestro de corazón. Desde que era estudiante dio clases en el sistema abierto y, sin saberlo, poco a poco se convirtió en profesor.

    Uno de los retos principales que enfrenta el maestro Samuel es cambiar la idea de papás y alumnos de que la secundaria es el último tramo de estudios para irse a trabajar al extranjero.

    Para lograrlo, desarrolla proyectos que despierten el interés de sus alumnos y que tengan impacto en la comunidad: es ahí donde también involucra a los padres de familia e, incluso, al pueblo entero.

    El proyecto “macetas biodegradables” nació porque maestro y alumnos se dieron a la tarea de identificar cuáles eran las problemáticas ecológicas de la región y encontraron que los desechos de charolas de unicel y plásticos negros provenientes invernaderos eran un factor que contaminaba, en gran medida, la comunidad.

    Con la guía del maestro Samuel, así como las aportaciones de los alumnos, investigaciones y experimentos, encontraron la existencia de las macetas bio-degradables como un producto sustentable y amigable con el ambiente. De inmediato comenzaron a fabricarlas, con materiales propios de la región, y ¡hasta las mejoraron! Los alumnos, entusiasmados, comenzaron a aplicarlo en sus casas y a difundirlo a otras personas e incluso a los invernaderos quienes lo adoptaron.

    El impacto social y ambiental del proyecto de una escuela rural de Durango traspasó el límite del municipio, el estado y de país. En noviembre de 2014 los alumnos presentarán su proyecto en la Feria de Ciencia y Tecnología en Lima, Perú. El maestro Samuel nos da el ejemplo de que el contexto económico y social de una escuela, por más difícil que sea, no es limitante para que los alumnos vuelen alto.

  • Guillermina Román

    Guillermina Román Sotelo

    Supervisora de Preescolar
    Supervisión Zona 125
    Picaya, Guerrero
    “Estoy convencida que desde preescolar se pueden hacer muchas cosas por los niños.”

    La maestra Yiyi, como la conocen alumnos, papás y maestros, es supervisora de siete preescolares rurales.

    A pesar de la distancia geográfica que separa a los jardines de niños que supervisa, la maestra Guille ha logrado hacerles llegar materiales útiles que enriquezcan la práctica docente, incluso creó una red de colaboración y aprendizaje entre los maestros de las siete comunidades. A través de su gestión logro que todas las escuelas participaran en el programa Escuelas de Calidad.

    Su prioridad es la práctica pedagógica por encima de las tareas administrativas; está consciente que es todo un reto para los supervisores del país organizar las actividades administrativas para que no los distraigan de las educativas.

    A través de talleres y cursos busca dar confianza a los maestros para innovar, proponer, participar y planificar actividades para que los niños aprendan. Motiva a los papás mostrándoles los resultados de sus hijos favoreciendo la colaboración entre papás y maestro.

  • rosas esparzaramon carrilloherna esparzajorge antonio cruz

    Rosas Esparza Esparza
    Ramón Humberto Carrillo
    Herna Marlín Esparza Pérez
    Jorge Antonio Cruz López

    Equipo de Maestros
    CEJUS, Sinaloa.
    “Todos aprenden de todos” y “Juntos es mejor.”

    El equipo de maestros ganador está integrado por tres maestros de secundaria; son ejemplo de trabajo colaborativo orientado al aprendizaje.

    El Centro de Educación Comunitaria Justo Sierra se encuentra en una comunidad alejada en Sinaloa y en zona de riesgo. Es una zona en la que difícilmente alguien quisiera a dar clase.

    A pesar del contexto difícil … en la escuela se vive un ambiente de unidad, solidaridad, aprendizaje y comunidad.

    Lo innovador del equipo de maestros es que rompen con la lógica de aula e integran en el mismo grupo a alumnos de 1º, 2º y 3º de secundaria. Trabajan por proyectos y los vinculan con temáticas reales.

    Esto ha logrado un sentido de arraigo, pertenencia y comunidad, los jóvenes que egresan de la secundaria se quedan y sus hijos estudian en esa misma escuela y otros deciden ser maestros de esa misma escuela.

¡Muchas felicidades!

estatuilla

Boletín del anuncio de los ganadores: Ganadores del Premio ABC “Maestros de los que Aprendemos” 2014

 

Para más información sobre el premio, consulta las bases en premioabc.mexicanosprimero.org