Base de Datos de la Evaluación de Maestros y Directivos

Conoce los resultados de los maestros y directores que presentaron la primera evaluación de desempeño. [Esta base de datos es resultado de tres años de lucha institucional por hacerlos públicos].

La publicación se acompaña de una nota de análisis para sobre la evaluación docente.

El derecho a conocer con nombre los resultados de las evaluaciones a maestros, es una exigencia legítima para la rendición de cuentas y brinda la posibilidad de estudiar la evidencia para proponer mejoras.

 

banner-home-base 

Base de Datos de la Evaluación de Maestros y Directivos

Conoce los resultados de los maestros y directores que presentaron la primera evaluación de desempeño. [Esta base de datos es resultado de tres años de lucha institucional por hacerlos públicos].

La publicación se acompaña de una nota de análisis para sobre la evaluación docente.

El derecho a conocer con nombre los resultados de las evaluaciones a maestros, es una exigencia legítima para la rendición de cuentas y brinda la posibilidad de estudiar la evidencia para proponer mejoras.

Material Descargable

Nota: Los archivos se encuentran en el formato DBF (Microsoft Access) en caso de que no cuentes con el programa, puedes descargar "Libre Office” el cuál es gratuito y la licencia es de código libre [gratuito]  (Ir al sitio)

Si tienes comentarios o dudas sobre la información presentada en la Base de Datos envíanos un correo a: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

¿Qué información encontraré aquí?

La información aquí presentada corresponde a los 264 mil maestros que se presentaron a realizar Evaluación Universal en junio y julio de 2012.

Esta evaluación fue el primer esfuerzo institucional para contar con un diagnóstico sistemático de las competencias profesionales y de desempeño de los maestros de educación básica.  Porque, por increíble que parezca, la sociedad no cuenta aún con información acerca de las debilidades y fortalezas profesionales de nuestros maestros.

Surgió en 2011, como un acuerdo entre la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) que se proponía identificar el desempeño de todos los docentes frente a grupo, directivos y asesores técnicos pedagógicos de todas las modalidades de preescolar, primaria y secundaria. También contemplaba obtener una evaluación integral de los maestros de primaria en 2012, de secundaria en 2013 y de preescolar en 2014.

Desafortunadamente, sólo pudo llevarse a cabo la aplicación del examen de “Preparación Profesional” con la participación del 52% del total de maestros de primaria programados.

A pesar de la oposición y sabotaje que los sindicatos magisteriales llevaron a cabo, más de los 260 mil docentes de educación primaria participaron en la Evaluación Universal de Docentes y Directivos en Servicio y proporcionaron información valiosa sobre su preparación profesional. El proceso quedó trunco pero contribuyó para conocer la magnitud del reto que la sociedad mexicana tiene enfrente: incrementar y mejorar el apoyo brindado a los docentes.

¿Para qué me servirá esta información?

Contar con la base de datos –que son resultados de una evaluación de desempeño de servidores públicos en funciones-  favorece que los padres de familia, los ciudadanos y los mismos maestros puedan por fin tener elementos de un diagnóstico objetivo sobre los docentes de educación básica en servicio.

El proceso para obtener esta información sienta un precedente relevante de ejercicio del derecho de acceso a la información. No es sólo una exigencia legítima para la rendición de cuentas, sino que también brinda la posibilidad de estudiar la evidencia y de proponer soluciones, ejerciendo nuestro derecho a participar. Además es una vía para hacer efectivos otros derechos, en este caso el derecho a la educación de calidad, al confirmar la idoneidad de docentes que el Estado Mexicano debe garantizar para el máximo logro de aprendizaje, como ahora establece el Artículo Tercero.

¿Esto representa un ataque a los maestros?

No. Dejar disponible la base de datos así como el estudio correspondiente no daña ni exhibe a los maestrospor el contrario, difundir los datos permite verificar detalladamente cómo están nuestros maestros y ofrece un punto de referencia para comparar con los resultados de las evaluaciones de desempeño que iniciarán el próximo sábado 14 de noviembre.