boletin-de-noticias¡SUSCRÍBETE AQUÍ Y RECIBE
EL BOLETÍN DIARIO EN TU CORREO!

  • Noticias
  • Eventos
  • Campañas
  • Blogs y más

NOTICIAS DE HOY

El impacto del maestro | Opinión

Reforma | Luis Durán | 16.mayo.2018

Al analizar reportes e indicadores en materia educativa, muchas veces olvidamos lo que está detrás de cada dato o estadística: alumnos y maestros.

Son múltiples las variables que inciden en los resultados que revisamos y utilizamos para la toma de decisiones, pero quizás uno de los más importantes es el impacto que tiene un buen maestro en el aprendizaje y motivación de los alumnos.

Desde la educación temprana hasta el posgrado, la influencia positiva de un docente es de gran trascendencia. Con las nuevas tendencias en la educación, el valor de la relación humana entre un maestro y sus alumnos no deja de ser relevante y ninguna máquina podrá sustituirlo.

Más aún, con la saturación de información con la que vivimos, cobra todavía mayor importancia aquel profesor que logra un impacto profundo en sus alumnos, no sólo para enseñar de forma adecuada, sino también para transmitir la curiosidad intelectual, contagiar el ansia de aprender, de superarse, de reflexionar, de cuestionarse a sí mismos, el hábito de la lectura, de la investigación y el trabajo en equipo, más allá de una buena calificación.

Estoy seguro que todos nos acordamos de algún profesor que influyó en nuestra decisión profesional, que nos incitó a seguir estudiando o que nos marcó por alguna otra razón.

El Global Teacher Prize es un premio anual de 1 millón de dólares que otorga la Fundación Varkey GEMS a un maestro extraordinario, innovador y comprometido de cualquier país en el mundo que haya tenido un impacto inspirador en sus alumnos y su comunidad.

En 2018 la ganadora de este premio fue Andria Zafirakou, una maestra en una escuela secundaria en el barrio de Brent, en el Reino Unido. Brent es uno de los lugares étnicamente más diversos de ese país y sus alumnos provienen de algunas de las familias más pobres de Gran Bretaña.

Trabajando como profesora de arte y textiles, y en el equipo de liderazgo de la escuela con la misión de ganarse la confianza de sus alumnos y sus familias para comprender las complejas vidas de las que proceden, Andria rediseñó el plan de estudio desde cero. Ayudó a un profesor de música a lanzar un coro de la escuela somalí y creó horarios alternativos para permitir deportes solo para niñas que no ofendan a las comunidades conservadoras.

Gracias a sus esfuerzos, la escuela ha mejorado significativamente sus calificaciones y acreditaciones, a pesar de la desventaja con la que ingresan la mayoría de los alumnos a sus aulas.

¿Cuántos maestros como Andria tendremos en México? ¿Cuántos profesores que en condiciones muy precarias hacen hasta lo imposible para enseñar y ayudar a sus alumnos?

La organización Mexicanos Primero premia desde el 2008 a los mejores profesores en todo el país y sus historias son realmente inspiradoras.

Entre los galardonados del 2017 están los maestros Ricardo Enrique Cetina Flores y Rogelio Ake Mugarte de una escuela primaria en Yucatán, quienes impulsaron un modelo de aprendizaje entre pares orientado a fomentar la cultura y la lengua maya en sus zonas escolares y lograron con ello un gran avance en la revaloración de la lengua maya, la lucha contra la discriminación y el aprecio de la interculturalidad.

Podría continuar contando historias sobre profesores que en realidad son héroes.

Independientemente de quien gane la elección del primero de julio, la próxima administración debe fortalecer los programas de profesionalización de los docentes y autoridades educativas, mediante la formación inicial y continua, pues es un hecho innegable que, para mejorar el sistema educativo, se requieren maestros capacitados.

Pero no debemos olvidar tampoco la figura central que juega el docente en un salón de clases, y es por ello que tenemos que revalorar su profesión, darles las herramientas necesarias para su formación, y sobre todo, brindarles nuestro apoyo y voto de confianza de que ellos pueden ser agentes de cambio y motivo de inspiración para sus alumnos.

El autor es presidente y director general de Laureate México y de la Universidad del Valle de México.

 

Compartir