5 mitos sobre las escuelas mexicanas

Escrito por CLAUDIO X. GONZÁLEZ G el 06 Febrero 2015. Publicado en Claudio X. González - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 10961

La escuela en México ha estado rodeada de muchos mitos sin fundamento ¿Los has escuchado?

Mito 1: “La escuela es del gobierno.”

Falso. La escuela pública no es la escuela de gobierno, sino de todos los mexicanos que, como tú, están dispuestos a cuidarla, procurarla y engrandecerla.

Está demostrado que si una mamá y papá participa, apoya y exige en la escuela, el aprendizaje de su hijo aumenta.

Mito 2: “La escuela es el edificio en donde nuestros hijos van a clases.”

Falso. La verdadera escuela es una comunidad donde los alumnos cuentan con lo necesario para aprender:

1. Directores y maestros listos para enseñar y papás listos para participar.

2. Plan de estudios adaptados al ritmo y estilo de los alumnos.

3. Servicios básicos, espacios académicos y equipamiento adecuado.

4. La correcta supervisión y apoyo de las autoridades educativas.

Mito 3: “La escuela privada es mucho mejor que la pública.”

Falso. Las escuelas privadas no tienen resultados muy superiores, a pesar de su privilegio.

La escuela privada es ligeramente mejor, no por la escuela misma, sino porque los estudiantes de dichas escuelas tienen computadoras, viajes, clases extra, estudios en el extranjero, etc. Al quitar todo eso, la escuela pública tiene resultados similares que la escuela privada en México.

 

Mito 4: “Deben haber escuelas pobres para pobres”.

 

Falso. La escuela es el proyecto de la comunidad, no su reflejo. Existen casos reales en México en donde hay excelentes escuelas, en contextos de pobreza, que han roto el círculo de desigualdad y marginación de la comunidad. Es indispensable hacer un especial esfuerzo para que los más pobres tengan mejor educación.

Mito 5: “No hay dinero para las escuelas por eso se debe pagar cuotas.”

 

Falso. ¡Sí hay dinero! En México 1 de cada 5 pesos se va a la educación, pero ese dinero se malgasta porque no se va a las escuelas, maestros o alumnos…sino a la burocracia, sindicatos, aviadores y comisionados ilegales.

Cada año se desvía o roban 35 mil millones de pesos de la educación, con ese dinero podríamos becar a más de 6 millones de jóvenes o equipar a todas las escuelas públicas con aula de cómputo.

Además no hay nada en la ley que se refiera al pago de cuotas extraordinarias y mucho menos al de colegiaturas.

Estos son algunos de los grandes mitos que todo maestro, mamá y papá debe saber para romper con la cadena de desinformación y desánimo.

La escuela pública es patrimonio irrenunciable de los mexicanos.

Acerca del autor

CLAUDIO X. GONZÁLEZ G

CLAUDIO X. GONZÁLEZ G

Fundador de Mexicanos Primero

← Conoce mi trayectoria.

Compartir

 

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,