5 tips para ayudar a tu hijo a ir al baño

el 16 Febrero 2015. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 4253

Publicado en Bebeteca | 18.02.2015

Y bien, llegamos a la etapa en la que nuestro bebé ha crecido y dejamos a un lado el pañal para iniciar visitas al baño.

Probablemente a estas alturas se haya vuelto más independiente y tenga más actividades en las que no sólo te incluya a ti, sino también a los nuevos integrantes de su entorno social, ya sea compañeros de la escuela o más familia. Conforme pasan los días te das cuenta que las actividades que realiza tu bebé no se reducen a aquellas de sus primeros meses, o su primer año de vida. Conforme va adquiriendo nuevos significados y aprendizajes, su conducta se va modificando. Como por ejemplo el hecho de que tu bebé crezca, significa que es dueño de nuevos conocimientos y control sobre sí mismo siendo quizá el control sobre los esfínteres, el que más nos preocupa.

¿Qué es lo que pasa?

Tu bebé tiene que dejar de usar el pañal paulatinamente y empezar a “avisar” cuando quiera ir al baño, buscando que el resultado final sea que use ropa interior de tela permanentemente y pueda avisarte que necesita ir al baño, en tiempo y forma. Suena simple -y quizás lo sea- pero desafortunadamente nos han pintado este proceso como el más tortuoso de todos. No sólo se preocupa tu bebé. Como mamá entras en estrés y la relación madre-bebé puede resultar fracturada por este nuevo acontecimiento. No queremos que eso pase, por lo que te sugerimos evadir todos esos pensamientos negativos y reflexionar. Puede que resulte complicada, pero la transición de “pañal” a “sin pañal”, no es imposible y entre más lo tomes con buena disposición, comprensión y calma, tu pequeño se sentirá en confianza y podrá agilizar el proceso de aprendizaje.

¿Cómo ayudar a tu hijo a ir al baño?

Es común que en el entorno de cada papá y mamá, existan muchas opiniones sobre el tema: que si no aprende, que si ya se tardó mucho en dejar el pañal, que si lo estás haciendo mal o no eres lo suficientemente enérgica o comprensiva, tranquila o dulce con él, etc. Todas estas opiniones te atormentan, pero no te lo tomes tan dramáticamente, pues lograrás así transmitirle tu angustia. Cada bebé se desarrolla a su ritmo y aprende de esa misma forma. No hay puntos extra por aprender a ir al baño solito en menos de dos días.

5 tips para empezar a ir al baño

  1. No hay prisa. Aunque la estimulación es importante, se considera que es un ritmo típico que a partir de los 6 meses puedan gatear, al año caminar y entre los 2 y 3 años aprendan a ir al baño. No hay prisa. Como lo mencionamos antes, tu bebé se desarrolla a su ritmo y por supuesto que es fundamental tu apoyo, pero a veces establecer medidas y reglas muy estrictas puede resultar contraproducente.
  2. Sé flexible, pero no demasiado. No es una cuestión de tiempo exacto, pero sí del autoconocimiento y autocontrol que logre tu niño. ¿Cuántas veces hemos escuchado el típico “estaba jugando, y estaba tan entretenido que no se dio cuenta y se le olvidó avisarme”? Efectivamente, esto suele pasar pero no dejes que se vuelva una costumbre. Las mamás que suelen ser permisivas lo hacen porque no quieren que su bebé sufra, pero no pasa nada si les ayudas a tener control. Es un proceso necesario y posible de aprender. Ayúdalo. Pregúntale si quiere ir, y si no, invítalo a que vayan al baño. Los pequeños en esta etapa son muy recelosos de sus actividades fisiológicas y generalmente lo dejan para después, porque saben que estás tú. Sé firme, pero no regañona.
  3. Establece horarios. Puede ser después de la comida, antes de salir de casa, llegando a casa. Encuentra el mejor horario que les acomode a ti y a tu bebé. Llegará un determinado tiempo en el que sepan cuándo quieren ir al baño según su fisiología individual, pero tener tiempos claros ayudará a que se acostumbre a estos momentos y sea más fácil relacionarlos con la necesidad de ir al baño. De igual manera, programa los horarios nocturnos. Seguramente parecerá cansado pero será también de mucha ayuda para evitar accidentes, estar cómodos y ayudar a la autoestima.
  4. Un sitio más bonito. Algunos niños le temen al baño así que te recomendamos decorar el lugar donde usualmente serán las visitas al baño, como en tu casa. Incluso si usas una nica para bebés -que es lo más común para la transición- vayan a comprarla juntos y decórenla, de esta manera él le perderá el miedo y se familiarizará con ella.
  5. ¡Tranquilízate! Claro que pasarán accidentes, eso es seguro. Pero, no pierdas la tranquilidad, no lo regañes como si fuese una falta, mejor ayúdalo a salir pronto de la incomodidad, pero reflexionando cómo evitar llegar al límite. Como decíamos anteriormente, se firme pero no agresiva. Poco a poco y con tu ayuda, se harán menos frecuentes los eventos imprevistos y tendrás menos de que preocuparte.

Mantén la calma, tu bebé y tú pasarán el tiempo adecuado durante este proceso. No te agobies y no te preocupes demasiado. La confianza y el cariño que ambos se tienen será suficiente para que él poco a poco se sienta más seguro, pase esta etapa, y así pueda seguir adelante con todos los siguientes aprendizajes que le faltan recorrer.

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,