¡Apagón en la educación!

el 22 Enero 2014. Publicado en Blog de Mexicanos Primero, Equipo de Mexicanos Primero - Blog | Vistas del artículo: 5604

La Secretaría de Educación Pública anunció en julio de 2013 que a partir de este este año ya no se aplicará la prueba ENLACE…sin decir qué prueba la sustituirá.

Parar de golpe la evaluación estandarizada y censal cancela -sin tener una alternativa lista- la posibilidad de hacer un diagnóstico escuela por escuela del sistema educativo, dar seguimiento oportuno a los alumnos y apoyarlos donde más se necesite.

¡En lugar de iluminar el problema, la cancelación de ENLACE es como un apagón en el sistema educativo mexicano!

Cancelar la evaluación este año eliminaría la posibilidad de:

  1. Mejorar el sistema educativo. Con ENLACE, por primera vez, pudimos marcar tendencias sobre cómo está la educación escuela por escuela; pudimos hablar de “focos rojos” en el caso de escuelas que necesitaban atención especial y pudimos comparar los resultados con otros alumnos y centros escolares similares en la localidad o en el estado. ENLACE permitió también que la autoridad educativa evaluara si sus programas son efectivos o no.
  1. Focalizar los esfuerzos de maestros, directores y autoridades locales. Los maestros pueden utilizar los resultados de cada uno de sus alumnos para orientar y planear su práctica docente de mejor manera. Los directores escolares pueden utilizar los resultados de su plantel para elaborar el plan anual de trabajo y las autoridades locales pueden utilizar los resultados de la prueba para diseñar programas de atención y actualización que respondan a necesidades específicas de maestros y alumnos.

  2. Rendir cuentas y exigir. Permite a los papás y mamás contar con una medida estandarizada del rendimiento de sus hijos, que no depende del juicio de cada maestro. Es un complemento a la boleta de calificaciones. Con ENLACE, los padres de familia y la sociedad civil pueden exigir que el dinero que se gasta en educación (más del 20% del gasto programable del gobierno) esté orientada a resultados educativos y que el gasto en cada escuela responda a sus necesidades de aprendizaje.

En definitiva, puede y debe mejorarse ENLACE, y es necesario sustituirlo por algo mejor, pero mientras se desarrolla una nueva prueba o se actualiza la que tenemos, estemos a favor de mantener la evaluación para que las escuelas, maestros, alumnos y padres de familia no se queden en la oscuridad.

La evaluación del aprendizaje es una medida indispensable del logro educativo de niñas, niños y jóvenes. ¿Si no es ENLACE, qué?

Es urgente que las autoridades educativas nos den motivos para pensar que sí les importan los niños y jóvenes de este país. Cancelar la evaluación de los alumnos este año, daría una señal contraria.

Si no nos gusta el “termómetro” con el que nos queremos evaluar “la fiebre”, entonces mejoremos el instrumento de medición pero ¡no dejemos de evaluar!

Autora: Adriana del Valle Tovar, directora de comunicación en Mexicanos Primero.

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,