El 2017 en los tribunales... defendiendo el derecho a aprender

Escrito por MACARENA VELÁZQUEZ el 04 Enero 2018. Publicado en Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 575

Publicado en El Financiero 28|12|2017

Durante 2017, en Aprender Primero -brazo jurídico de Mexicanos Primero-, estuvimos defendiendo el derecho a la educación ante el Poder Judicial y otras instancias administrativas a fin de crear precedentes que sirvan para dotar de contenido el derecho a aprender. En este espacio, les presentaré dos de los asuntos que impulsamos en tribunales en 2017.

1) Educación inclusiva.

Acompañamos, junto con el Centro Estratégico de Impacto Social, A.C., a Citlali, una niña mazahua con Síndrome de Down, para que con su papá demandara vía amparo a las autoridades educativas del Estado de México. Esperábamos lograr así la inscripción y regularización del servicio educativo para Citlali en una escuela “regular”, en la que tuviera docentes idóneos y los apoyos de educación especial que necesita para satisfacer su derecho a aprender.

Logramos que mediante una “suspensión definitiva” el Juez ordenara que se permitiera la inscripción de Citlali en la primaria y se asignara un maestro adicional o que mediante persona especializada se capacitara a los docentes en temas de discapacidad. Por esto, a pesar de que estamos en espera de la sentencia del Juez, hoy Citlali ya está inscrita en la primaria, se asignó una comisión para dar seguimiento en la atención de Citlali y ya hay un maestro idóneo en educación especial que da seguimiento y apoyo a Citlali y al resto de los estudiantes de la primaria.

2) Defensa de los adolescentes en reclusión.

En abril de este año, habían 1,692 adolescentes en reclusión en México. A pesar de estar bajo la tutela del Estado las 24 horas del día, sólo se destina a su educación una hora y media de su día. Además, no cuentan con maestros idóneos, ni infraestructura escolar o materiales adecuados y así se pretende lograr que no reincidan en conductas delictivas. 

Contrario a lo que sucede en la realidad, la educación debe ser garantizada y protegida para todas las personas sin distinción alguna. Además, las leyes actuales contemplan la educación como uno de los pilares de la reinserción. Por esto, en el caso de los adolescentes recluídos, es aún más importante que se les provea de educación de calidad. 

Por lo anterior, este año interpusimos una demanda de amparo en contra de diversas autoridades educativas y penitenciarias por la omisión de proporcionar educación a los adolescentes en la Comunidad de Tratamiento Especializado para Adolescentes de San Fernando ubicada en la Delegación Tlalpan en la Ciudad de México. 

A pesar de que todavía no concluye el juicio, logramos que el Juez ordenara vía “suspensión definitiva” que: (i) se asignara personal docente idóneo especialista en educación especial; (ii) se asignaran Asesores Técnicos Pedagógicos que acompañen y apoyen a los docentes en su labor; (iii) se imparta a los adolescentes el mismo número de horas de clase al día que recibirían fuera de la comunidad de tratamiento; y (iv) se suministre una colección completa de materiales educativos. 

Como vemos, el litigio en materia de derechos humanos es una herramienta fundamental para incidir en la garantía y efectividad de los mismos y que no sólo se queden en el papel. 

Dimos seguimiento a algunas otras demandas, que puedes ver aquí pero el presente es sólo un muy breve recuento de dos acciones legales que realizamos este año para activar al Poder Judicial e impulsar que se haga efectivo el derecho que tienen todas y todos los niños y jóvenes de México a aprender

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,