El trabajo más difícil en México...

Escrito por CLAUDIO X. GONZÁLEZ G el 15 Mayo 2014. Publicado en Claudio X. González - Blog, Blog de Mexicanos Primero | Vistas del artículo: 6519

Ser buen maestro, un maestro que verdaderamente hace una diferencia es difícil en cualquier lugar. ¡En México, es todavía más difícil!

Muchos de nosotros tuvimos maestros que nos marcaron profundamente en nuestras vidas. ¿Qué tenían en común?  Entre muchas cosas: conocían muy bien su materia, motivaban a sus alumnos, despertaban el gusto por aprender y  se dedican en tiempo y alma a su vocación... ¡Vaya tarea!

Pero esa tarea la cumple cualquier maestro de excelencia en el mundo. En México hay que ir más lejos…

En México, los maestros tienen además que batallar con problemas familiares, nutricionales y sociales que limitan a sus estudiantes; tienen que lidiar con la falta de infraestructura, en donde no hay aulas bien equipadas, laboratorios e inclusive baños y aún así hacen su trabajo. Por eso, los buenos maestros mexicanos son todavía más grandes que los buenos maestros finlandeses, coreanos o canadienses.

Usando una comparación de comida, los maestros de otros países tienen la mesa puesta, los nuestros tienen que ordeñar, matar a la gallina, desplumar, cocinar y luego poner la mesa.

Ante estos retos, destacar, no conformarse, romper el molde, ser ejemplo es fundamental, y lo es porque con buenos maestros y directores podemos mejorar la calidad de la educación que merecen nuestros hijos. Y sólo si logramos esa calidad educativa podemos aspirar al desarrollo de los mexicanos y de México.

Por eso, pensemos en todos los maestros que hacen una diferencia extraordinaria en la vida de nuestros hijos. Como papás no hay que dejarlos solos. Apoyemos y valoremos la gran labor que hacen no solo con nuestros hijos, sino con cada generación de mexicanos.

Acerca del autor

CLAUDIO X. GONZÁLEZ G

CLAUDIO X. GONZÁLEZ G

Fundador de Mexicanos Primero

← Conoce mi trayectoria.

Compartir

 

Comentarios (2)

  • alonso

    16 Mayo 2014 a las 18:13 |
    Claudio:
    ¡Por fin diste en la clave¡ Dios te ilumine para que sigas por ese rumbo.
    Precisamente esa es la gran diferencia, nuestro maestros carecen de todo y es sumamente difícil lograr cambios sustanciales y efectivos en nuestras escuelas. Por ahí debe de iniciar una reforma educativa en nuestro país, dándole a los maestros un salario de primer mundo y a las escuelas una infraestructura igual. y verás que a corto plazo habría resultados de calidad.

    responder

  • Elisa Landa Peralta

    20 Mayo 2014 a las 18:20 |
    Antes que nada reciba un cordial saludo, y leyendo su escrito coincido con usted. Aquí en México es admirable la vocación de ser profesor y que día a día se debe de luchar contra las circunstancias que generan impartir clases en las escuelas que no cumplen con los requisitos mínimos para dar una clase. Aun así muchos profesores lo hacen con ese compromiso, hacia los jóvenes para que puedan enfrentarse en un futuro a todas las adversidades y esto se logra con la enorme labor que se realiza en un salón de clases. Pero mi desilusión es, y mi pregunta hacia usted ¿para que esmerarse en ser un buen alumno con las mejores calificaciones, y crear una experiencia en el ramo laboral, si en la actualidad no hay empleos, prefieren contratar a recien egresados para pagar sueldos minimos. Para que estudiar si no se obtiene la oportunidad de un trabajo, un trabajo en el cual se gane el dinero de forma honrada y no robarlo a los demas?? Gracias y felicidades por su escrito. Atte. Elisa Landa. Esposa de Arquitecto, el cuál tiene una amplia experiencia y desde varios meses no encuentra trabajo, porque le dicen que es excelente su experiencia laboral pero que no logran cubrir su posible pago y que les conviene pagarle a un recién egresado.

    responder

¡Deja un comentario!

Para comentar, escribe tu nombre y correo electrónico,