Niños en Oaxaca demandan ciclos escolares completos

11111111111.jpg

La suspensión de clases en Oaxaca por paros convocados por la dirigencia de la CNTE es muy común, y hasta ha llegado a ser considerado “normal”, a pesar de que constituye un grave incumplimiento de la ley que viola flagrantemente el derecho de los niños.

Ante esta violación, se interpusieron demandas de amparo por parte de tres alumnos oaxaqueños y Aprender Primero, el brazo jurídico de Mexicanos Primero, en las cuales se pide al Poder Judicial que obligue a las autoridades de Oaxaca a ejercer sus atribuciones y aplicar a los  maestros que se ausentaron las consecuencias previstas en la ley. 

Las demandas fueron presentadas –con el apoyo pro bono de Claudia Aguilar Barroso y su equipo- ante juzgados federales en Materia Administrativa en la Ciudad de México. Dos sentencias fueron emitidas  otorgando el amparo a los niños y a Aprender Primero. Los efectos de ambas sentencias son similares; la parte más importante de una de ellas establece:

“La Justicia de la Unión ampara y protege a Aprender Primero y a …[nombre del demandante*]…en contra de la omisión de separar del servicio a todos y cada uno de los maestros de la Escuela [nombre de la escuela[1]] en Oaxaca, en aplicación del artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente, por los motivos expuestos en el considerando sexto (faltar a su labor educativa por más de 3 días, sin justificación, en el período de un mes)...”

Los fallos son históricos porque:

1.  Se vuelve a privilegiar, desde el Poder Judicial de la Federación, el derecho de las niñas, niños y jóvenes a una educación de calidad, por encima de los intereses de los adultos.

2.  Se sienta un nuevo precedente de respeto a la ley y el Estado de derecho en materia educativa.

3.  Se abre una nueva avenida legal y judicial para que las familias, no solo de Oaxaca sino de toda la República, cuenten con medios efectivos para defender el derecho de sus hijos a tener un servicio educativo de calidad, como lo marca el Artículo 3º Constitucional.

4.  Estos fallos judiciales envían un poderoso mensaje al magisterio de Oaxaca y de todo México: no es aceptable faltar a clases de manera injustificada, afectando el derecho de niños y jóvenes. Todo ciudadano, incluyendo a los maestros, tiene derecho a manifestarse e inconformarse, siempre y cuando no se afecten los derechos de los niños.

5.   La actuación del Poder Judicial corrobora que la reforma educativa aprobada por el Legislativo debe implementarse por el Ejecutivo en todo el territorio nacional y en particular en donde más se necesita, como en el Estado de Oaxaca.

1111111111111.jpg

Para  dar a conocer esta demanda y sus resultados , el 13 de abril de 2016, Mexicanos Primero llevó a cabo la rueda de prensa: Justicia para Oaxaca (parte III) a la que asistieron 32 medios de la Ciudad de México, Guerrero, Michoacán y Oaxaca. En el evento se expuso la importancia de contar con ciclos escolares completos para que se cumpla el derecho a aprender que se consagra en la Constitución, así como las implicaciones que tienen las demandas de amparo que, junto con niños de Oaxaca, presentaron ante la suspensión de clases por 12 días hábiles continuos, durante el ciclo escolar pasado.

Con esta demanda de amparo, el efecto que se busca es que estos fallos judiciales sirvan de ejemplo para otras familias en todo México que buscan que sus hijos puedan cursar todo el ciclo escolar. Esto es lo que marca la ley, y es obligación de las autoridades cumplirla. También, se espera que los maestros mismos tengan más elementos para oponerse vigorosamente cuando los quieran empujar a participar en protestas que impliquen romper el ciclo escolar, lo que tiene particular relevancia, ahora que la dirigencia de la CNTE amenaza con un paro indefinido.

Mexicanos Primero hizo un llamado a las autoridades educativas a que tomen todas las providencias para que, de llegarse a concretar la separación de los maestros en alguno de los casos, se garantice de inmediato la presencia de maestros idóneos con el fin de que los niños no pierdan un solo día de clases, como es su derecho.

resonancia-01.png

Compartir