Mayor inversión y revalorización en la emergencia

"La pandemia por Covid-19 plantea el reto de construir un marco institucional que apoye la labor docente y un sindicalismo profesional que lo proteja y lo vincule a las aspiraciones de las familias. Las y los maestros no pueden cumplir con su trabajo cuando no obtienen su salario, lo reciben incompleto o mediante negociaciones cupulares."
Carlos González 01/07/2020

Únete a nuestras redes:

La Secretaría de Educación Pública (SEP) nos recordó la semana pasada que 800,000 estudiantes de 3º de secundaria no tendrán la oportunidad de estudiar la educación media superior, y mucho menos la universidad (SEP, Boletín 169). Aunado a ello, también anualmente miles de jóvenes de secundaria ven truncadas sus trayectorias escolares y sus esperanzas disminuidas.Ésta recurrente crisis educativa se agudizará con la crisis sanitaria y económica que reflejada en presupuestos limitados hará que su regreso a las aulas sea probablemente uno de los retos educativos más grande de todo el sexenio.

Ante esta situación,el rol de los docentes es crucial pues son ellos el principal punto de contacto del sistema con los jóvenes. Este tema lo abordamos el 24 de junio en el quinto conversatorio organizado por Mexicanos Primero. Con la participación de Reyna Campuzano, docente frente a grupo y representante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) en Tamaulipas, y Carlos Ornelas, profesor-investigador de la UAM–Xochimilco reflexionaron sobre la revalorización docente y las relaciones gobierno sindicatos en el contexto de la educación a distancia y la eventual reapertura de las escuelas.

De acuerdo con ellos, ésta revalorización se ha reflejado más en las relaciones corporativas que en la realidad inmediata de los docentes. Según Carlos Ornelas, con la basificación de alrededor de 204 mil interinos del SNTE y 875 militantes de la CNTE, el Presidente de la República, tal vez sin proponérselo, ha fortalecido nuevamente el corporativismo sindical. Reyna Campuzano comentó que cuando los docentes dejen de estar preocupados por el pago de sus salarios, podrán concentrarse en su trabajo.

Ambos reconocieron la importancia de la labor docente durante la implementación de la estrategia “Aprende en Casa”. La emergencia sanitaria nos plantea el reto de construir un marco institucional de apoyo a la labor docente y un sindicalismo profesional que lo proteja y lo vincule a las aspiraciones de las familias.Es difícil pensar que los docentes puedan cumplir con su trabajo, cuando no reciben su salario, lo reciben incompleto o mediante negociaciones cupulares. Las autoridades deben preguntarse como los docentes, que estarán en la primera línea de la escuela, pueden colaborar en la toma de decisiones involucrando a la comunidad escolar y su contexto.

La estrategia “Aprende en Casa” no va a sustituir la escuela presencial y debe ser complementaria para apoyar a familias con escuelas para padres, para impulsar la formación continua de docentes para el manejo de sus emociones y las de sus estudiantes, así como dotar de material suficiente a cada escuela, garantizar el agua para el lavado de manos y no dejar en los docentes la responsabilidad de la autoridad educativa. El regreso a clases demanda pasar de las intenciones del discurso, a la acción de gobierno con participación de todos los miembros de la comunidad. Nunca más sin la voz de estudiantes y docentes.

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description