Prepararnos

"Urge preparar a las y los docentes, estudiantes y sus familias para lograr un regreso seguro y que funcione en el momento en que las condiciones existan para hacerlo"
Image Description
David Calderón
25/03/2021

Únete a nuestras redes:

En esta semana la conversación pública sobre actividades presenciales en las escuelas se ha enriquecido; un poco a trompicones, pero destrabando la cerrazón previa. Destacan cuatro hitos: a) abrieron las escuelas municipales de San Luis Potosí, y las cerraron de inmediato desde el Centro; b) el Inegi presentó los resultados de una encuesta telefónica, con corte a diciembre, y desató, por fin, una discusión más sensible sobre el abandono escolar de millones; c) las autoridades federales y estatales presentaron el Plan para la Reactivación Escalonada Mixta de los Servicios Educativos en Campeche; d) la secretaria Gómez y sus homólogos de los estados lograron un inicial intercambio de visiones sobre vacunación a docentes, preparación de la infraestructura y actividades presenciales en semáforo amarillo.

Estamos pasando de la indecisión al reconocimiento de que la labor de preparación es enorme, y ya no puede postergarse. Las fechas de Campeche están a la vuelta; si no queremos que sea fantasía frustrada un arranque del ciclo 2021-2022, y que no vuelva a ser 'a distancia', apenas estamos a tiempo de alistarnos, en cada comunidad de aprendizaje y como sociedad.

¿Qué preparación corresponde ofrecer a las y los docentes, protagonistas junto con niñas, niños y jóvenes, y sus familias, de lo que sí va a pasar? Lo que se necesita para que personas y colectivos cobren su dimensión plena como agentes requieren: 1. información, 2. habilidades, 3. espacios de participación, 4. recursos y 5. marco normativo. En primer lugar, la comunicación debe ser clara y empática; en las semanas siguientes las autoridades deben ofrecer información clave, validada y disponible, sobre las precauciones adecuadas para que los educadores profesionales no se confundan con mitos y conjeturas; por ejemplo, la precisión en cuanto a que los niños pequeños no tienen problema de usar cubrebocas y que, por el contrario, son promotores y vigilantes de que los adultos cumplan su parte; que el riesgo de contagio está más en los aerosoles, y que por ello es crucial la distancia y la ventilación, mientras que la limpieza de superficies no debe ser compulsiva.

Habilidades. Muchas ya están presentes; otras latentes y es crucial desatarlas. En estas semanas y en el verano, urge una formación acelerada en cuanto a salud mental y contención socioemocional; también ya divulgar cómo se propone el diagnóstico sobre logro de aprendizaje para cada grupo, para ajustar la intervención, lo mismo que la simplificación y concentración pedagógica del currículum en aprendizajes esenciales; la preparación del colectivo docente para seguir las listas de cotejo a verificar sobre las condiciones sanitarias, la SEP ya tiene los materiales, pero urge la ruta para que llegue a la estructura y se programen las actividades formativas. Una auténtica introducción al modelo híbrido es urgente e imprescindible, para que quede claro que tener seis o diez alumnos en presencia y veinte a distancia no implicará doble jornada, ni sofocarse en un esquema sincrónico de unos en físico y otros con transmisión en vivo desde el aula.

Espacios de participación: no va a funcionar un regreso seguro si todo son instrucciones, prescripciones y guías; la autoridad no sólo debe dar mensajes claros, sino tener verdadera escucha, comunicación bidireccional constante para aprender y difundir las prácticas exitosas y los proyectos de iniciativas que ya han surgido en muchas comunidades.

Recursos y marco normativo: maestras y maestros requieren de una atención profundamente responsable de su salud; no sólo la vacunación y cubrebocas, sino prever la sustitución de maestros que, por comorbilidad (diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias) o por familiar enfermo no deben acudir al centro, ni siquiera en el arranque escalonado. La propuesta es que sigan siendo titulares del grupo, pero que al plantel asista una figura de apoyo: normalistas de los últimos dos semestres, Jóvenes Escribiendo el Futuro, ATPs de las supervisiones de las unidades de apoyo, maestros especialistas con la debida compensación (inglés, arte y deportes, quienes han estado fuera por el recorte de Escuelas de Tiempo Completo). Los recursos para que los maestros no subsidien con su tiempo-aire de voz y datos el contacto con sus alumnos. Que la Escuela es Nuestra no se use para hacer trabajos de 'embellecimiento', sino para habilitar el lavado de manos, los insumos de sanitización, la red en la escuela, la ventilación… obras que ya deberían ahora mismo planearse para irse ejecutando con la debida anticipación. Y que la descarga administrativa y la certeza jurídica permitan a las y los docentes concentrarse en dar la bienvenida, recuperar ánimo y ritmo, reactivar el aprendizaje, con la regulación siendo poca y habilitante, y no un lastre, un freno amenazante a la creatividad. Urge prepararnos: además de enaltecer a los maestros, exijamos que se les acerque lo que necesitan para actuar.

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description