Regreso a la escuela por salud

"Quienes decidieron no enviar a sus hijos a la escuela argumentan el riesgo a la salud, sin tomar en cuenta que el estado socioemocional y mental, también es parte de la salud, y al no volver, hay un riesgo. Escribe 3en El Heraldo de México."
Image Description
Jeny Farías
01/09/2021

Únete a nuestras redes:

Esta semana hubo regreso a la escuela. Muchas abiertas y preparadas para recibir a los alumnos, otras que pudiendo abrir y no lo hicieron y otras más que, aunque iniciaron clases, están lejos de ser un espacio adecuado ante la emergencia.

Las mamás que sí llevaron a sus niños a la escuela lo hicieron preocupados, porque los adultos nos hemos convencido de que los pequeños no saben seguir instrucciones, cuando es de ellos de quienes recibimos más lecciones y recordatorios sobre ser disciplinados y atender indicaciones sanitarias.

Pero también, cada vez hay más conciencia sobre el riesgo de no regresar, sobre las pérdidas de aprendizajes -que se ha documentado son monumentales-, el rezago, el riesgo de abandono y más recientemente las afectaciones al estado socioemocional de todas las personas que forman la comunidad escolar, poniendo énfasis en los infantes y jóvenes. Quienes se resisten a la presencialidad exponen un falso dilema: ¿qué prefieres, volver, pero arriesgar la salud?, pasando por alto que la definición de salud de acuerdo con la OMS, es el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. Es decir, que nuestro estado socioemocional y mental, también es parte de nuestra salud, y al no volver, también hay un riesgo de esa índole.

La semana pasada el Inegi presentó las que podrían ser las cifras más duras de 2020: 1150 menores se quitaron la vida, 37% más que en 2019. Es decir que las mentes de las y los niños, su lucidez, su plenitud y su esplendor se vieron mermadas en el encierro. Deberíamos estar ocupándonos de esto como una máxima prioridad. Nuestros niños no están bien en el encierro. Demandan presencialidad, interacción, aprendizaje, amigas y amigos, risas y juegos, que perfectamente pueden darse en sana distancia.

Por eso, es urgente poner el tema a la mesa. Que las familias consideremos que más que un simple malestar, la salud socioemocional de la niñez corre riesgo. Y que las autoridades pongan manos a la obra para que cada escuela sea un lugar adecuado en infraestructura, acceso a agua, insumos y ventilación para que no temamos llevarlos.

Cierro esta pieza con esta reflexión: quienes podamos, quienes tengamos escuelas adecuadas y espacios seguros, llevemos a los niños a la escuela por salud. Porque además del COVID, hay otras amenazas a su bienestar que pueden ser tan fatales como el virus mismo. Quienes no tengamos la oportunidad por falta de respuesta de las autoridades, exijámosla.

Si quieres saber cómo está tu escuela, si está en condiciones de abrir sus puertas, visita el micrositio que en Mexicanos Primero hemos creado para que tomes decisiones. Visita https://www.mexicanosprimero.org/regreso/indice

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description