Desarrollo profesional docente de y para las TIC

"Si queremos que las y los estudiantes estén en contacto continuo con sus maestras y maestros, es indispensable fortalecer las habilidades docentes en el uso de las tecnologías de la información y la comunicación a través de comunidades de práctica y espacios de aprendizaje entre pares y alumnos."
Image Description
Gabriela Anzo
11/09/2020

Únete a nuestras redes:

En este nuevo ciclo escolar, la oferta de recursos educativos no será útil si no se logra que los miembros de las comunidades escolares la utilicen activamente. No basta con lograr la completa cobertura televisiva que sólo asegura que las niñas, niños y jóvenes (NNJ) tengan acceso a contenidos en televisión. Se necesita del apoyo de sus maestras y maestros.

Frente a este panorama, las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) seguirán ocupando un lugar fundamental en el presente ciclo escolar. Primero, para lograr que cada NNJ esté en contacto continuo con su maestro, y segundo, para asegurar que cada docente desarrolle efectivamente las habilidades necesarias que le permitan utilizar todos los recursos digitales y no digitales disponibles para garantizar el bienestar y desarrollo integral de sus estudiantes.

Desde hace más de una década, las autoridades educativas federales se propusieron desarrollar habilidades digitales entre los actores escolares de todo el país, sin embargo, esta meta no se ha cumplido. De acuerdo con la Encuesta Internacional sobre la Enseñanza y Aprendizaje de la OCDE (TALIS, por sus siglas en inglés), las y los maestros mexicanos reportaron en 2018 que el desarrollo de habilidades avanzadas en el manejo de las TIC ha sido insuficiente, a pesar de que el 89% de ellos ha participado en algún tipo de formación continua.

Desde el cierre de las escuelas, a pesar de contar con mucha experiencia previa, ha habido descoordinación y falta de planeación en los esfuerzos institucionales emprendidos para fortalecer las habilidades docentes. Las plataformas y contenidos digitales ofrecidos –federales, estatales, privados y escolares-, así como la oferta de cursos, seminarios, programas, materiales de apoyo y conferencias en línea no han sido suficientes para lograr que las y los maestros las usen para crear y facilitar experiencias de aprendizaje con sus estudiantes.

La Agenda Digital Educativa, presentada por la Secretaría de Educación Pública (SEP) en febrero de este año, contempló como prioridad la formación, actualización y certificación de habilidades digitales docentes. El programa de capacitación en competencias digitales para docentes del Sistema Educativo Nacional (SEN) que la SEP -en colaboración con @aprende.mx y Televisión Educativa, así como diversas organizaciones públicas y privadas- lanzó el 30 de marzo ofreció diplomados, cursos masivos, conferencias y otros recursos en línea. El cupo de los cursos varió de 300 a 50,000 participantes, insuficiente si consideramos que contamos con más de 1.2 millones de docentes en el país.

En abril, la SEP y las Autoridades Educativas Locales (AEL), en alianza con Google, pusieron en marcha la “Estrategia de educación a distancia: transformación e innovación para México. Propuesta integral frente al COVID-19” para dar continuidad a las actividades educativas durante la emergencia, sentar las bases de un sistema de educación a distancia sustentable y escalable, y reforzar las habilidades digitales de NNJ.

Uno de los ejes de la estrategia era la capacitación y acompañamiento a figuras educativas con 24 webinars masivos de 1.5 horas durante abril y julio, así como cursos y talleres de apoyo para docentes -13 horas de capacitación en aspectos básicos de G Suite y 12 horas de capacitación avanzada de las herramientas-. La SEP reportó que, a pesar de haber generado casi un millón de cuentas de Google para figuras educativas como parte de la estrategia, desde abril sólo el 5% de los usuarios potenciales utilizaron semanalmente los recursos digitales de Google Classroom. Lo anterior revela que la estrategia ha estado lejos de lograr sus objetivos, pero no existe información sobre las razones para no usar los recursos como falta de conectividad, accesibilidad, interés, conocimiento o utilidad, entre otras.

De acuerdo con la estrategia, para el inicio del ciclo 2020-2021 se comenzaron a impartir cursos intensivos y a distancia, pensados para fomentar el aprendizaje autónomo y colaborativo del colectivo docente. Iniciaron la semana del 10 de agosto con un taller intensivo de capacitación para docentes, y a partir del 17 de agosto con otro taller para diseñar aprendizajes con y sin conectividad, y terminarán a fines de septiembre con uno para estudiantes y familias.

Contar con seminarios, diplomados, cursos en línea y materiales digitales -videos, audios y presentaciones- no será suficiente para que las y los maestros desarrollen las habilidades necesarias para el uso efectivo de las TIC. Para lograrlo, la promoción de comunidades de práctica y espacios de aprendizaje entre pares y con sus estudiantes será fundamental.

Si la estrategia de desarrollo profesional docente será mayoritariamente en línea, debemos identificar las brechas de conectividad de docentes y estudiantes para aplicar las medidas compensatorias urgentes que aseguren su contacto continuo también por medios digitales. En este rubro, las alianzas público-privadas podrán proporcionar alternativas para asegurar que cada docente y cada NNJ cuente con los materiales necesarios para estar, aprender y participar en su trayectoria formativa.

Además de asegurar que cada maestro esté en contacto con cada estudiante, se les debe proporcionar el acompañamiento necesario para que:

  • definan las metas de aprendizaje de cada estudiante;
  • realicen los ajustes curriculares correspondientes alineados con las necesidades de su grupo;
  • seleccionen las herramientas digitales y no digitales disponibles en cada caso que permitan la consecución de dichas metas; recuperen saberes y habilidades de las y los maestros de sus comunidades para diseñar estrategias que les permitan avanzar lo más rápido posible en la curva de aprendizaje de cada herramienta seleccionada;
  • experimenten y aprendan a utilizar individualmente, con sus pares y con sus estudiantes cada una de las TIC seleccionadas;
  • compartan sus experiencias con sus pares y el resto de sus comunidades escolares.

      Para lograrlo, es necesario que la estrategia de desarrollo profesional docente no termine en septiembre, sino que se extienda durante todo el ciclo escolar 2020-2021, que sea flexible y que contemple ajustes continuos para responder a las aspiraciones contextualizadas de las y los maestros, enmarcados siempre en las necesidades de las comunidades escolares, particularmente las de sus estudiantes.

      Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description