CONAFE, amargo festejo

"El Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) está próximo a cumplir medio siglo de existencia y en lugar de hacer un festejo digno y acorde con la trascendencia del hecho, sufre uno de los mayores recortes de presupuesto en su historia reciente."
Image Description
Fernando Ruíz
16/09/2020

Únete a nuestras redes:

Un rasgo destacado de CONAFE es que ante la gran diversidad multicultural y multilingüística de las poblaciones que atiende ha llevado a cabo propuestas curriculares más adaptadas al contexto y realidades

El Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE) está próximo a cumplir medio siglo de existencia y en lugar de hacer un festejo digno y acorde con la trascendencia del hecho, sufre uno de los mayores recortes de presupuesto en su historia reciente. CONAFE surgió en los años setenta como respuesta a la incapacidad gubernamental de brindar educación a niñas, niños y jóvenes (NNJ) de las zonas rurales más pobres del país. Por encontrarse en localidades alejadas y dispersas en zonas de difícil acceso, dichos niños y jóvenes no contaban con escuelas como en las zonas urbanas y estaban condenados a reproducir la pobreza de su contexto.

Ante esta situación, el 11 de septiembre de 1971 por Decreto del presidente Luis Echeverría Álvarez, se crea una instancia administrativa exclusivamente destinada a resolver esta problemática. Un rasgo destacado de CONAFE es que ante la gran diversidad multicultural y multilingüística de las poblaciones que atiende ha llevado a cabo propuestas curriculares más adaptadas al contexto y realidades como por ejemplo de niñas, niños y adolescentes (NNA) de zonas agrícolas migrante y de padres que viajan con las compañías circenses. Esto dio origen a modelos de atención educativa en los niveles preescolar y primaria, y más tarde se incursionó en la educación inicial y secundaria, tanto para población mestiza como indígena.

Actualmente el CONAFE garantiza educación básica a cerca de 300 mil NNJ y atiende además a 400 mil hijas e hijos menores de tres años. El Consejo se ha distinguido por emplear a jóvenes voluntarios para trabajar directamente en las propias colonias, rancherías, ejidos y pueblos que solicitan sus servicios. Las actividades que el Consejo proporciona son altamente valoradas por las comunidades y es conocido que en zonas donde impera la violencia los vehículos oficiales del instituto pueden circular con relativa facilidad.

En el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021 que la semana pasada presentó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) hubo un recorte de recursos que sorprendió a muchos y género indignación por el significado del mismo. En efecto en 2020 la Cámara de Diputados autorizó un monto de recursos que ascendieron a 4,503 millones de pesos; para este año que viene, 2021, la SHCP plantea un monto de 3,830 millones de pesos, es decir, un recorte de 672 millones al programa que sumaría 723 millones menos si lo comparamos con los recursos autorizados en 2019. Un programa que tiene resultados en las comunidades más vulnerables, tiene cada año menos recursos.

Es paradójico que esta nueva administración federal que ha enarbolado la bandera de apoyar a los grupos más necesitados haya decidido recortar los únicos recursos destinados a la educación de aquellos NNJ que habitan en zonas indígenas y rurales sin ninguna explicación razonable. Es responsabilidad de todas y todos los ciudadanos exigir a nuestros representantes populares, a los diputados y diputadas que discutirán y aprobarán el PPEF 2021, la restitución de dichos recursos para evitar un atraco que pone en riesgo a las y los más vulnerables.

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description