Escuelas de Tiempo Completo, una lucha conjunta de las familias por su permanencia

"Las familias también alzan la voz para defender las escuelas de tiempo completo y llamar a las y los diputados a que aprueben presupuesto para este programa en beneficio de millones de niñas y niños y su derecho a aprender."
Image Description
Pilar Gómez
16/10/2020

Únete a nuestras redes:

El Secretario de Educación Esteban Moctezuma prometió en su comparecencia en el Senado que a pesar del recorte presupuestal propuesto por la Secretaría de Hacienda no se eliminará el Programa de Escuelas de Tiempo Completo (PETC). Esto sería una muy buena noticia si no fuera porque las y los diputados son quienes deben aprobar un presupuesto para el 2021 sin recortes que permita la continuidad del programa.

Así que mientras la incertidumbre del Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2021 continúe, el descontento seguirá creciendo en la comunidad escolar porque los cambios proyectados podían dejar sin recursos al programa e impactar directamente en el cumplimiento del derecho a aprender de las niñas, los niños y los jóvenes (NNJ) en México.

Este programa que comenzó en el ciclo 2007-2008 operando con 441 escuelas y que a lo largo del tiempo ha tenido un crecimiento exponencial llegando al 2020 con cerca de 27 mil instituciones -de acuerdo con el segundo informe de Gobierno-, ha beneficiado a la comunidad escolar con resultados positivos en el aprendizaje, en especial de NNJ que enfrentan menor rendimiento académico, mayor rezago escolar y que acuden a escuelas con alta marginación. A lo largo de los años se ha demostrado que el PETC es uno de los caminos viables para cerrar brechas de desigualdad en nuestro sistema educativo.

Ante esta situación, las familias se han sumado para alzar la voz respecto a cómo les impactará la posible eliminación del programa. En conversatorio con madres y padres de familia de distintos estados del país organizado por Mexicanos Primero, coincidieron en que la desaparición del PETC tendrá un efecto negativo principalmente en el desarrollo de sus hijas e hijos y en la dinámica familiar. Lo primero que cambiará, dicen, será en las rutinas y hábitos saludables que se habían construido con actividades extraescolares-físicas y artísticas- y el servicio de alimentación, que les aporta, entre otros aspectos, constancia y estabilidad para su propia formación física y psicológica.

Otro aspecto tiene que ver con el desarrollo de habilidades y destrezas sociales, pues a través del programa se han generado contextos que han propiciado experiencias positivas para adquirir comportamientos sociales, ya que se aprende de lo que se observa, de lo que se experimenta y de lo que se refuerza en las relaciones interpersonales. En el caso de NNJ el tema de las habilidades sociales es importante, ya que existe una relación entre los niveles de autoestima -que se van generando en las interacciones-y los niveles de aprendizaje, así como con el rendimiento académico.

La afectación en las familias también será a su economía porque para muchas madres -la mayoría cabeza de familia- y padres, la oportunidad de que sus hijas e hijos puedan estar en la escuela en un horario extendido les permite cumplir con una jornada laboral. Si el programa desaparece y se cancela el subsidio que se brinda, estas familias se verán obligadas a asumir gastos adicionales para el cuidado de sus hijas e hijos y poder continuar laborando o en caso extremo abandonar su trabajo. Además para las familias la escuela representa un espacio seguro y confiable para albergar y resguardar a sus niñas y niños.

Otro de los impactos será en los niveles de participación de las familias, ya que los buenos resultados demostrados en el PETC motivan el involucramiento de madres y padres en la escuela y además con el tiempo se van generados vínculos entre la comunidad escolar propiciando la colaboración y un sentido de pertenencia e identidad con la institución y los procesos.

Si bien reconocen que el programa aún tiene áreas de oportunidad y podrían hacerse ajustes de mejora, son mayores los beneficios que ha generado en sus hijas e hijos. La incertidumbre entre las familias continúa pero también la disposición a seguir defendiendo un programa que ha mostrado buenos resultados. Es importante que se sumen más voces en una sola que con fuerza y claridad exija que el programa no desaparezca. El llamado es a las y los diputados a escuchar la voz de las familias para aprobar un presupuesto que permita no solo la permanencia sino el crecimiento del programa. El legislativo tiene en sus manos la decisión de no eliminar más del 80% de los recursos dirigidos a garantizar una educación pertinente para millones de NNJ del país y lo positivo que esto conlleva.

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description