Las becas y el abandono escolar

"El proyecto de Presupuesto de Egresos 2021 propone un aumento del 5.3% en los recursos destinados a becas para estudiantes de educación básica y media superior, pero también prevé recortes graves que podrían promover el abandono escolar."
Image Description
Katia Carranza
04/11/2020

Únete a nuestras redes:

Las próximas semanas se discutirá en la Cámara de Diputados el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el siguiente año fiscal (PPEF 2021) presentado por el presidente de la República. El Proyecto presenta un aumento del 5.3% en los recursos destinados a becas para estudiantes de educación básica y media superior (EMS), así como para ampliar la oferta en este último nivel educativo. Esta acción es positiva y respalda los planteamientos de la administración actual de fortalecer y ampliar los programas destinados a financiar las becas de los alumnos de todos los niveles educativos, especialmente en este momento de crisis sanitaria. Sin embargo, los presupuestos aprobados para 2019 y 2020 desaparecieron programas de becas y apoyos cuya población beneficiada, aún con los aumentos de este año, sigue desprotegida. Además, el proyecto contempla recortes graves que podrían no sólo permitir el abandono escolar sino promoverlo.

Respecto a las becas de educación inicial y preescolar, es difícil contar con una evaluación de las que fueron otorgadas debido a la limitada información disponible; sin embargo, el CONEVAL (2020) identifica cambios negativos importantes, entre ellos la pérdida del apoyo que recibía el 15% de familias de PROSPERA así como la desaparición del componente de salud y alimentación que brindaba suplemento alimenticio y consultas médicas a niñas y niños menores de 6 años. Esta situación ha dejado a las familias desprotegidas en materia de salud y nutrición.

En educación básica hay una situación similar pues, aunque el PPEF propone un aumento de 1% al Programa de Becas de Educación Básica para el Bienestar Benito Juárez, que implica un incremento de 1.4 mil millones de pesos, éstos son insuficientes. Con los cambios implementados durante 2019 un número importante de niñas, niños y adolescentes quedaron sin apoyos, sin contar a aquellos que se podrían incrementar por la pandemia.

Del otro lado, es destacable el apoyo que están recibiendo los jóvenes de EMS. La siguiente gráfica muestra la distribución del presupuesto de becas para educación media superior de 2013 a 2020; en ella se puede observar el incremento que tuvieron en la administración actual. Sin embargo, el solo hecho de otorgarlas no contrarresta por sí solo el abandono escolar, que es uno de los objetivos de estos programas, ni disminuye las desigualdades sociales, aunque sí puede ser un alivio en la necesidad.

El PPEF 2021 propone un crecimiento real de 9.6% al Programa Beca Universal para Estudiantes de Educación Media Superior Benito Juárez, quedando en poco más de 33 mil millones de pesos. Un acierto de este Programa es que está cumpliendo con el propósito de atender a las poblaciones más vulnerables, al otorgar las becas a beneficiarios que se ubican en localidades o municipios indígenas, o de alta o muy alta marginación. Sin embargo, aún en este caso la universalidad esta lejos de ser una realidad.

Es loable destinar tal cantidad de recursos en apoyos universales a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes (NNAJ) pero en este momento, en el que el propio gobierno federal impone draconianas medidas de austeridad, está ocasionando la sustracción de recursos de otras políticas educativas igualmente valiosas. A continuación, destacamos los recortes que están debilitando las acciones que promueven la permanencia escolar en EMS.

El recorte de los recursos del Programa Atención de Planteles Federales de EMS con Estudiantes con Discapacidad (PAPFEMS) y la desaparición del Programa de Expansión de la EMS y Superior, son totalmente contradictorios con el discurso que plantea el apoyo a los grupos más necesitados. En el caso del primero, el recorte de 22% significaría que los planteles federales de EMS no cuenten con una infraestructura accesible, equipamiento ni acciones de fortalecimiento que faciliten la atención de la población con discapacidad. Por tanto el recorte contribuiría activamente a ampliar o profundizar las barreras para el aprendizaje y faltando gravemente al principio de inclusión y equidad educativa previsto en la Constitución. El segundo implica la desaparición de los Centros de Atención para Estudiantes con Discapacidad (CAED) dejando a estos jóvenes sin opciones educativas que puede derivar rápidamente en abandono escolar. Ambas propuestas atentan contra el principio de progresividad en el ejercicio de derechos, contrario a las convenciones de derechos humanos de NNAJ que nuestro país ha firmado.

Tomando en cuenta este panorama proponemos que:

  • Se reponga y se amplíen los recursos destinados a las y los jóvenes con discapacidad y en telebachillerato comunitario que estudian EMS.
  • Se cree un programa presupuestario destinado exclusivamente a financiar la estrategia de atención del abandono escolar, más allá de la entrega de becas, que contemple recursos para que los planteles de educación básica y EMS garanticen la permanencia con medidas focalizadas y que incorporen la participación de la comunidad escolar.
  • Se diseñen becas focalizadas con el fin de apoyar la presencia y el aprendizaje de NNAJ en la escuela y se transparente el padrón de beneficiarios de 2021 para conocer las cifras reales.
  • Se considere la posibilidad de regresar a la modalidad de becas por estudiante en lugar de por hogar, para no afectar a las familias que tienen a más de uno en casa.

Consultar artículo original

Síguenos y comparte:

SUSCRÍBETE A

NUESTRO NEWSLETTER

Logo Mexicanos Primero
Image Description